Políticas de Gestión Humana

1. Convocatoria y selección de personal:
Convocar y seleccionar el personal calificado que cumpla con los valores institucionales y las competencias requeridas en el perfil del cargo a desempeñar.
En la selección se debe obtener la información necesaria para determinar y evaluar cada una de las alternativas hasta obtener la mejor decisión; además se deben considerar otros factores tales como conocer las especificaciones del puesto, grado de selectividad al contratar y reconocer en el aspirante sus destrezas y habilidades para poder llegar a realizar distintas labores al interior de la institución.


2. Desarrollo:
Planear e implementar procesos de entrenamiento y desarrollo de todo el personal, teniendo en cuenta los perfiles de competencias requeridas para cada cargo y las necesidades del Colegio, permitiéndole a la institución cumplir con sus objetivos.
Los procesos de inducción y reinducción brindan el conocimiento de la filosofía institucional y la planeación estratégica, de los planes y recursos con que se cuenta para llevarlos a cabo, conocimiento del equipo de trabajo y de los métodos, procesos y procedimientos habituales y las relaciones con los demás procesos de la institución.
En cuanto a la capacitación la política apunta al desarrollo y mantenimiento de las competencias laborales a partir de la identificación de necesidades o brechas que se evidencian en los procesos de evaluación del desempeño, promoviendo el desarrollo individual e institucional.
En cuanto a la formación, las líneas de acción se orientan hacia el desarrollo del personal en las dimensiones humana, cristiana, educativa-pastoral y salesiana.


3. Compensación:
Conservar una remuneración adecuada y equitativa acorde con la legislación actual y el cargo desempeñado, teniendo en cuenta la política salarial del Colegio.

4. Plan de servicios y beneficio:
Ofrecer un interesante programa de Bienestar, que permita a los empleados disfrutar de ventajas acorde a sus necesidades y contribuir a su equilibrio entre la vida laboral, profesional y personal, con el fin de garantizar el desarrollo y bienestar de nuestro personal y sus familias.

5. Clima Organizacional:
Mantener el estilo salesiano de las relaciones interpersonales “el espíritu de familia”, garantizando un ambiente armónico, en paz laboral y alineado con nuestros valores Institucionales.

6. Estímulos:
Reconocer mediante celebraciones grupales y contactos individuales el trabajo y servicio de los empleados y su compromiso con la institución, contribuyendo a la motivación del personal y al incremento del sentido de pertenencia con el Colegio.
El Colegio estimula a los empleados sobresalientes por la contribución de su cargo a los objetivos y resultados estratégicos del Colegio, y de acuerdo a los niveles de desempeño evidenciados en las evaluaciones institucionales.


7. Imagen Corporativa:
Garantizar que todo el personal mantenga una adecuada presentación personal y el uso de ropa apropiada para la realización del trabajo, con el fin de velar por la presentación y seguridad de los empleados.

Ingreso de Usuario